Archive for the ‘ Objeto ’ Category

Objeto:

Etimológicamente, la palabra “objeto” (de obiectum) significa” lo arrojado delante”. El vocablo alemán Gegenstand tiene un significado parecido: “lo que está (en pie) delante, enfrente”. Así pues, “objeto” evoca escencialmente relación con alguien frente al cual el objeto se encuentra. El lenguaje filosófico rigurose se adhiere a este sentido relativo de la palabra no utilizándola como simple sinónimo de “cosa”,  según ocurre en la vida ordinaria. Objeto en acepción (1) amplia es todo aquello a lo cual se dirige al acto consciente de un —- > sujeto, o todo aquello a que una facultad, una duradera actitud anímica o hábito (habitus) e incluso una ciencia dirigirse, o sea, elfin del acto (de la facultad, etc.) en cuanto tal. Por consiguiente, el puro ente en si no es objeto, sino en tanto que cognoscible, apetecible, etc., deviniendo objeto de un modo nuevo al ser conocido, apetecido de hecho. La filosofía escolástica distingue el objeto material, es decir, el ente concreto total a que se dirige el sujeto, y el objeto formal, o sea, la característica particular, el aspecto especial (“forma”) que en este todo se considera. Objeto formal de una facultad, de una ciencia, de una virtud es aquel aspecto común a todos sus objetos y aprehendido, por lo menos implícitamente, en cada una de las participaciones individuales de dicho aspecto. En sentido restringido, objeto (2) no significa cualquier cosa conocida o querida, sino únicamente aquello que “está delante” del sujeto con independencia del mismo y a lo cual este debe amoldarse. En tal sentido, por ejemplo, el conocimiento y la voluntad creadoras de Dios no tienen objeto; su saber puede calificar de saber en el proyecto o en el origen. Desde otro punto de vista, el concepto de objeto (3) restríngese al ente material a que directamente apunta la percepción, mientras se denomina “no objetivo” todo lo que posee condición de sujeto y persona, es decir, el propio yo, experimentado únicamente en la realización de sus actos, y la persona del prójimo, comprendida en una especie de co-realización  de sus actos intencionales. Con esta acepción cabria relacionar también la restricción del concepto de objeto (4) reduciéndolo a significar el objeto de un puro y desinteresado afán de conocer.

El objeto de juicio: 2 x 2 = 4  no dice que 2 x 2 exista realmente en algún sitio, sino únicamente que la esencia 2 x 2 consigo necesariamente la relación = 4. Los objetos contingentes existen sólo en tanto que en un cierto momento les sobreviene la existencia real; frecuentemente se llaman también — > Hechos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: