Archive for the ‘ Gilles Deleuze ’ Category

Gilles Deleuze

Gilles Deleuze (1925-1995),

filósofo francés, autor de una filosofía de la diferencia que concibe al hombre como una “maquina deseosa”.

Nacido en París, se tituló en Filosofía en 1948 y a partir de 1969 empezó a impartir clases en la Universidad de París VIII (Vincennes-Saint-Denis), donde tuvo por compañero a Michel Foucault. Sus primeras publicaciones fueron monografías acerca de grandes representantes de la historia de la filosofía occidental, como David Hume, Friedrich Nietzsche, Immanuel Kant, Henri Bergson y Baruch Spinoza. Su propósito era fundar su crítica del pensamiento a partir del análisis de la historia de dicha crítica, confrontando los distintos sistemas expuestos a lo largo del tiempo. A la luz del presente observó las diferencias entre ellos (analizando lo que se repetía) y pretendió buscar el nacimiento de un nuevo sistema que no identificaría, como el idealismo hegeliano, la unidad y el múltiplo, reduciendo “lo mismo” a “lo otro”. Tal fue el planteamiento de uno de sus trabajos más conocidos, Différence et répétition (Diferencia y repetición, 1968). Desde ese punto de partida, podría elaborar una filosofía del “eterno retorno”, una filosofía por venir, de la voluntad, que iría más allá de un pensamiento del ser, del sujeto.

En 1972, a raíz de su colaboración con Félix Guattari, se inauguró una nueva fase del pensamiento deleuziano referente a lo múltiple y a lo intempestivo. En El Antiedipo: capitalismo y esquizofrenia (1972), ambos autores se fijaron en el psicoanálisis, que devuelve la fuerza del deseo a la única instancia de Edipo, pedestal invariable de la neurosis. Deleuze y Guattari opinaban, en cambio, que el deseo es “creación de vida”, fuerza de invención y de diferencia, quebranto de las normas. En Qu’est-ce que la philosophie? (¿Qué es la filosofía?, 1991) estudió la “producción de conceptos”, actividad filosófica por excelencia que consiste en investigar nuevas formas de expresión. Deleuze intentó, pues, desbordar el dominio propiamente filosófico y elaborar “máquinas” textuales, las cuales, apoyándose en la literatura (Proust y los signos, 1970) o en el cine (La imagen-movimiento, 1983; La imagen-tiempo, 1985), dan cuenta de las “máquinas deseosas”. La nueva filosofía afrontada por Deleuze supone, por lo tanto, un elogio al deseo y permanece atenta a los movimientos singulares de los cuerpos en el espacio social, un “cuerpo sin órganos” en el espacio liso del cual emana. En el lenguaje deleuziano, el pensamiento sigue siempre un movimiento (“Se trata siempre de plegar, desplegar, replegar”) que cuestiona todo modelo formal de verdad.

Aparte de las citadas, otras importantes obras suyas fueron: Empirismo y subjetividad (1953), Nietzsche y la filosofía (1962), Presentación de Sacher-Masoch (1967), Lógica del sentido (1969), Mil Mesetas (en colaboración con Guattari, 1980), Foucault (1986) y El pliegue. Leibniz y el barroco (1988). En 1995, discapacitado por una enfermedad, Gilles Deleuze se suicidó.

A %d blogueros les gusta esto: